Home - 100% Latina - Renata Ruiz, top model: “Nunca pensé que iba a ser modelo”

Renata Ruiz, top model: “Nunca pensé que iba a ser modelo”

¿Qué hacía una niña de 15 años en el Chile de los 90’s? Seguramente ser muy correcta, discreta, conservadora y dedicada tiempo completo a sus estudios. Todo un ejemplo.

Sin embargo, aquellos años que bailaban al ritmo de La Ley y Los Prisioneros, vieron nacer a una excepción a la norma: una bella joven quinceañera, empujada por sus hermanas, comenzaba una travesía que, insospechadamente, catapultaría su éxito en el complejo circuito del modelaje, primero, en suelo nacional; más tarde, en el extranjero…

Casualidad o no, lo cierto es que el talento está. Renata Ruiz (28) ha sabido moverse en la industria utilizando su astucia y tácticas que aún la tienen en la cima de las top models nacionales. No por nada, sigue siendo una de las más solicitadas al momento de concretar photoshoots en revistas chilenas, una de las más fotografiadas en eventos sociales y una de las voces de peso si de belleza se habla.

Con más de 10 años en el rubro, Renata retorna en gloria y majestad con un nuevo proyecto web bautizado Para Ser Bella, siempre reinventándose, siendo auténtica, cualidad que ella misma señala como una de las claves para resaltar en un mundo tan competitivo como el de la moda.

La actual embajadora en Chile de la marca argentina Vitamina, la ex Miss Chile y también socióloga, se da un tiempo para hablar con nosotros en medio de una intensa y recargada agenda. Testimonios de una otrora aprendiz y actual maestra de la moda: Renata Ruiz.

¿Cuándo emerge en ti este anhelo de convertirte en modelo profesional? ¿Influyó alguien específico o algún evento en tu vida para adentrarte en la escena fashion nacional?

La verdad es que nunca fue algo premeditado. Mis hermanas me llevaron a una agencia y fui seleccionada. Todo se volvió muy profesional cuando participé en Elite Model Look Internacional en Francia y gané el segundo lugar.

Me imagino, debido a lo que cuentas, que maduraste tempranamente, ¿no? ¿Qué tal se percibe vivir tantas exigencias, estar sometida a un alto nivel de competitividad a tan corta edad?

La verdad es que sí. Se podría decir que me salté una etapa importante en mi vida, como que fui obligada a crecer, pero traté de compensarlo con nunca dejar a mis amistades del colegio y metiéndome a la universidad. Así pude vivir una pseudoadolescencia.

Estuviste trabajando en el extranjero harto tiempo, ¿es difícil el mercado internacional? Yendo un poco más allá, ¿por qué retornaste a Chile? ¿Netamente por un tema de estudios o hubo otros factores que gatillaron tu regreso?

Es muy complicado el mercado internacional. Afuera no eres otra cosa que modelo, todo el día, todo el tiempo. Acá en Chile, en cambio, puedo ser modelo sólo cuando estoy trabajando, el resto del tiempo soy una persona normal.

La verdad las exigencias y sacrificios fueron mucho para mí. Esa fue la razón por la que me devolví, no para estudiar. Ahí me convencieron, entre toda mi gente, que diera la prueba para entrar a la universidad y me fue muy bien. Después de eso no quise volver nunca más a trabajar en el extranjero. Es un mundo muy solo.

En unas recientes declaraciones tuyas a un sitio web, indicaste, entre otras cosas, que para estar en este medio hay que ser excesivamente flaca y que la opinión de uno no importa, ¿tuviste malas experiencias en estos aspectos o es lo que veías a menudo para con otras modelos?

Tuve malas y buenas experiencias, como en todo. El tema es que no era para mí, ya que sentí que era difícil llevar, no sólo el tema del peso, sino también el excesivo ritmo de trabajo. No era algo que yo quería con todo mi corazón y, por ende, me fue imposible poder sobrellevarlo de manera sana y feliz.

De seguro todo esto lo viviste en el Miss Universo de 2005, uno de los grandes hitos en tu carrera. ¿Qué tal la experiencia de representar a Chile?

Increíble, se la recomiendo a todas las mujeres. Creo que recién ahí entendí el poder de la belleza, el cómo mueve al mundo. Sin embargo, también me hizo recapacitar mucho sobre lo que quería en la vida y decidí que lo mío era la sencillez.

Entonces, ¿sientes que dicho certamen te jugó más en contra o a favor para lo que vendría después en tu vida?

No creo que me haya aportado de gran manera, aparte de la increíble experiencia. Tampoco me perjudicó. Creo que fue lo que tenía que ser, una de las experiencias más entretenidas y diversas de mi vida, que me permitió conocer muchos lugares y personas. No me arrepiento de nada.

Llevas más de 1 década dedicada a las pasarelas y los flashes, ¿pensaste permanecer tanto tiempo en la industria? ¿Cuál crees ha sido tu plus para estar vigente, tu llave al éxito?

Nunca pensé que yo iba a ser modelo, se presentó y así fue avanzando y avanzando hasta que ya no podía salirme. Me estaba yendo bien y hacia excelente mi trabajo. Soy una persona súper responsable y disponible. Siempre pongo los intereses de los clientes antes que mis necesidades inmediatas. Me puedo aguantar ir al baño dos horas si la foto no está saliendo bien. Soy muy paciente y esa es la virtud más necesaria en una modelo.

En una de las tantas entrevistas que has concedido a los medios, reparé sobre manera en tu forma de pararte frente a este mundo señalando, en síntesis, que no eres una adicta ni víctima de la moda ¿Cuál es el porqué de esta manera de ver el mundo? Respecto al contexto actual, ¿crees que tu apreciación sobre la moda es una tendencia en las nuevas top model, jóvenes que solo buscan este campo por el dinero y no porque sientan que es su real pasión?

La verdad, a mí nunca me ha interesado mucho la moda. Me gusta vestirme como me nace y no como me dicen. Si me gusta la tendencia, bien, y si no, también. Tampoco soy un mamarracho, pero no me importa mucho lo que dirá el resto sobre mi ropa. Quiero ser una persona normal y, como tal, seguir mis propios intereses. No creo que por ser modelo esté obligada a vestirme a la moda, dejemos eso para los diseñadores, productores, etc. Creo que en el mundo de las modelos existe de todo: modelos que imponen moda, modelos que la siguen y modelos rebeldes que hacen todo lo contrario. Cada una de ellas tiene su gracia y lo importante es que sean auténticas.

¿Existen marcadas diferencias entre la Renata modelo y la Renata mujer? ¿En qué se nota?

Sí, la Renata modelo es súper profesional, calladita, cero problemas. La Renata mujer es un torbellino que se mueve todo el día, todo el rato; que duerme mucho, que incluso a mí me es difícil llevar a veces.

Sabido es el hecho de que las carreras de top model, al igual que las de los futbolistas, son de corto plazo, ¿sientes que, en tu caso, has sabido aprovechar la oportunidad que te brinda el universo moda?

Yo he aprovechado el modelaje al máximo y estoy diariamente agradecida de él, espero que el futuro sea tan bueno conmigo como ha sido hasta ahora. Respecto a planes diferentes, no, no tengo planes más allá de lo que estoy haciendo ahora que es mi blog. Espero poder proyectarme con él.

En cuanto a la supuesta influencia que tiene la industria y las modelos en los cánones de belleza, en lo personal, ¿sientes que contribuyes a la causa, a reforzar aún más los cánones de delgadez, de estatura y ese tipo de características físicas femeninas?

La verdad es que entiendo cómo funciona el mercado y cómo influye en la visión que tienen las mujeres de sí mismas. Dentro de esto, que no puedo negar que obviamente es superficial y vacío, yo me considero una modelo de proporciones normales. No soy anoréxica, tengo mi talla normal. Soy una persona sana.

Háblanos de tu blog, ¿qué te motivó a concretar un sitio web dedicado enteramente a entregar sabios consejos de belleza a las mujeres?

Por lo mismo, como participo de un medio en donde la belleza es todo, he aprendido mucho de él. Y sé, por sobre todo, que las mujeres se sienten solas y desamparadas con tanta información, tanto producto que circula en el mercado. Yo quiero ser la guía para que las mujeres inviertan en sí mismas sin miedo sobre los resultados. Creo fielmente que esta preocupación por ellas las ayudará con su autoestima y se sentirán cada día mas hermosas.

Y hasta el momento, ¿cómo ha sido recibido tu sitio por la crítica especializada (revistas y sitios de moda) y por los usuarios?

Increíble. Estoy sorprendida con los resultados. Nunca imaginé que iba a irme tan bien en tan poco tiempo.

Aparte del website Para ser bella, ¿qué otros proyectos se vienen para Renata?

Desarrollar paraserbella.com para que sea un sitio cada vez más profesional, así puedo traspasar más y mejor información, de la forma más entretenida para las mujeres.

Así como eres una voz autorizada para opinar sobre un sinnúmero de productos cosméticos y de belleza, también tienes el background necesario para emitir un juicio sobre el panorama actual de la industria de la moda chilena, ¿qué tal nuestros diseñadores y modelos?

Todavía está en etapa de crecimiento. Los diseñadores necesitan presupuesto para desarrollar sus colecciones y actualmente no tienen mucho apoyo.

Una de las preguntas que les hago a todos y cada uno de mis entrevistados –ya clásica, por cierto-, trata sobre ser profeta en su propia tierra. ¿Crees que cuesta? ¿Te gustaría alcanzar dicho estatus?

Cuesta mucho, se tiende a valorar siempre más lo extranjero. Yo siento que he tenido suerte, porque soy valorada en el medio, pero que cuesta, cuesta. La verdad es que nunca he tenido tantas expectativas de la vida. Yo no quiero ser famosa, ni rica ni la más mina, ni nada, quiero ser una persona normal con los pies bien puestos en la tierra: tener familia, perros, jardín, etc. Son mis únicos sueños.

En tu carrera de modelo, ¿lo has hecho todo, todo? ¿Sientes que queda algo pendiente? Y respecto al ingreso a la industria de chicas muy jóvenes, aún adolescentes ¿cuál es tu opinión? De acuerdo a tu experiencia, ¿las incitarías a seguir ese rumbo?

Yo creo que no me falta nada por hacer. Estoy muy agradecida de lo que he hecho hasta ahora Y pretendo seguir haciendo cosas entretenidas por un par de años más. Recomiendo este trabajo a todas las chicas que sueñen con hacerlo. Es un trabajo lleno de emociones.

Por último, ¿cuál será la Renata que veremos de aquí en adelante? ¿La Renata modelo? ¿la Renata socialité? ¿La Renata socióloga? ¿La Renata emprendedora web? ¿La Renata íntegra y multimujer?

La Renata emprendedora web, la multimujer, no tan íntegra, (a veces me equivoco) la socialité esquiva y la modelo chilena mejor pagada (risas). Espero…

Agradecimientos: NMPMAKEUP, www.renataruiz.com, www.paraserbella.com, fashionmodeldirectory.com, taconeras.net, bellezavenezolana.net

Te invitamos a seguir a Renata vía Twitter @renataruizperez

1 comentario

Déjanos tu comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*