Home - Latinas Destacadas - Alicia Yánez Cossío

Alicia Yánez Cossío


Alicia Yánez Cossío

Alicia Yánez Cossío (Quito, 10 de septiembre de 1928) es una escritora, poetisa y periodista ecuatoriana considerada “la gran autora ecuatoriana del siglo XX”. Es autora de
varias producciones literarias que se basan en la narración de protagonistas femeninas, las cuales enfrentan la búsqueda de su propia identidad con audacia y decisión.

Es una de las principales figuras de la literatura Ecuatoriana y de latinoamérica, además de ser la primera ecuatoriana en ganar el Premio Sor Juana Inés de la Cruz, el cual
recibió en 1996

Biografía
Hija del ingeniro Alfonso Yánez Proaño y de Clemencia Cossío Larrea. Es la segunda hija de diez hermanos. A los seis años ingresó al Colegio de los Sagrados Corazones de Santo
Domingo, donde estuvo a poco de caer en el fracaso escolar, debido a su manifiesto rechazo a la aritmética. Aunque, desde pequeña dio muestra de su gran talento para las
letras, por lo que siempre quiso ser una escritora. En la institución culminó sus estudios primarios y se graduó de bachiller en 1951.

Alicia Yánez Cossío, no tuvo abuelos, sin embargo ella imaginaba tenerlos y a sus amigos les comentaba los viajes que ellos realizaban a lugares extravagantes como áfrica,y
diría después : ” Tuve una infancia sumamente feliz, quizá un poco hombruna, influida por mis primeras lecturas: las obras de Julio Verne y las hazañas de Tarzán. Nunca me
gustaron las muñecas”.

En 1949, mientras Alicia hacía una pausa en su vida estudiantil, su madre decidió reunir varios de sus poemas. De este compendio resultó Luciolas, una obra de 58 páginas en
las que la Yánez expresa la tristeza que sentía después de su salida del colegio.

Mientras cursó la secundaria, en 1950, ganó un concurso de ensayo sobre Isabel la Católica por lo que recibió una beca del Instituto de Cultura Hispánica en Madrid para
realizar estudios de periodismo por dos años. Allí conoció a su compañero de camino, el intelectual Luis Campos Martínez, con el cual contrajo nupcias y tuvo cinco hijos.
Residió por cinco años (1956 – 1961) en Cuba, país de su esposo. Durante su estadía se dedico a la educación y crianza de sus hijos, al cuidado de su hogar y a la atención de
su esposo sin disponer de tiempo para escribir. Allí continuó escribiendo y reflejó en sus textos una buena parte del proceso revolucionario cubano junto con su familia.


Ya en Ecuador, luego de haber permanecido en Cuba aguardaba con impaciencia para volver a dedicar tiempo a su vocación. A principios de 1970, Alicia Yánez decidió enviar, un
manuscrito de su narración extensa Bruna, soroche y los tíos, bajo un seudónimo masculino, al Premio Nacional de Novela. Este concurso fue organizado por el rotativo El
Universo de Guayaquil y su jurado otorgó el primer premio a esta obra. Desde este momento, Yánez decidió consagrarse profesionalmente a la creación literaria.

En 1984 se integra al Grupo América. El 11 de abril 1991 es recibida como Miembro Correspondiente de la Academia Ecuatoriana de la Lengua, en sesión solemne realizada en los
salones del Ministerio de Relaciones Exteriores. En 1993 enviudó.

Su incorporación como Académica de Número, tuvo lugar en Quito el 4 de agosto de 1994 y en 1996 recibió el Premio Sor Juana Inés de la Cruz a la mejor novela latinoamericana
escrita por una mujer.

En 1998 editó “Retratos cubanos” con 18 cuentos que la autora escribió entre 1957 y el 1961 en Cuba y trata sobre la lucha del hombre por alcanzar su libertad, pero como se
los requisaron a la salida de la isla los reescribió en 1996 mezclando historia y crudo realismo.


Cargos desempeñados
Se desempeñó como profesora de literatura en el Colegio La Providencia de Quito en 1969, en el Santo Domingo de Guzmán y en la Academia Cotopaxi, donde enseñó español y
cultura ecuatoriana. Asistió al Primer Encuentro de Escritores organizado por el Instituto Central de Relaciones Culturales Israel-Ibero América España y Portugal en 1986. En
1987 se presentó en el Primer Festival de Arte y Cultura organizado por la Universidad de Brasilia. En 1997 viaja a Miami a la XIV Feria Internacional del Libro y en 1998 va a
Lima a la Tercera Feria Internacional del Libro.

Desarrollo de sus novelas
En el año 1989 redactó la novela “La Casa del Sano Placer”. En ella, el personaje central es una multitud que se destaca por luchar por los derechos de la mujer.

Obras
Novelas
Bruna, soroche y los tíos (1972)
Yo vendo unos ojos negros (1979)
Más allá de las islas (1980)
La cofradía del mullo del vestido de la Virgen Pipona (1985)
La casa del sano placer (1989)
El cristo feo (1995)
Aprendiendo a morir (1997)
Sé que vienen a matarme (2001)
Concierto de sombras (2001)
Esclavos de Chatham (2006)
Memorias de la Pivihuarmi Cuxirimay Ocllo (2008)
Y amarle pude… (2012)


Poesía
Luciolas (1949)
De la sangre y el tiempo (1964)
Plebeya mínima (1974)
Cuentos
El beso y otras fricciones (1974)
Relatos cubanos (1998)
Literatura infantil
El viaje de la abuela (1997)
Pocapena (1997)
Los triquitraques (2002)
¡No más! (2004)
La canoa de la abuela (2006)
Teatro
Hacia el Quito de ayer (1951)
Novelas destacadas
Bruna, soroche y los tíos (1971)
En principio estuvo constituida por una serie de cuentos cortos y aislados y que luego fue unificada en una obra sola, representó para su autora un trabajo de algo más de
cinco años.  En esta novela Alicia Yánez expone una crítica a una sociedad asfixiante por medio de Bruna, una adolescente que no puede luchar contra su medio, y huye para
no contraer el soroche que es una enfermedad que ataca a todo el que permanece en la ciudad.


Yo vendo los ojos negros (1979)
Trata del intento de independización de María, la protagonista, una mujer de clase media, casada con un burócrata aburrido e inútil. Ella decide abandonar esa vida agobiante y
sumisa y va en busca de empleo. Luego de muchas vicisitudes, junto a otras mujeres, que también son aceptadas para el trabajo (en una empresa de productos de belleza),
determina dejarlo, cuando comprende que está a punto de ser absorbida por el mercado del consumo.

Ambientada en una sociedad corrupta, regida por el dinero y el sexo, la novela ahonda sin eufemismos en las precarias condiciones de vida de la mujer en un mundo
subdesarrollado, en el que se encuentra desprotegida por su falta de preparación y experiencia, por su ingenuidad y debilidad.

El Cristo feo
Esta obra fue publicada en 1995 y trata sobre el poder de la realidad corpórea de este icono religioso. En esta obra, Alicia Yánez de Cossío examina los supuestos
tradicionales acerca de la clase social, el género sexual, el género artístico, la religión y la estética. Las transformaciones que ocurren a lo largo de la novela son varias.
De hecho, el cambio del Cristo y del personaje principal ocurren de manera paralela. La transformación de la protagonista representa, según Alicia, el proceso de liberación de
la mujer, en donde existen cosas que deben lograrse con una labor paciente de educación.

La protagonista de esta obra se llama Ordalisa, quien se encarga de transformar la figura de Cristo que heredó de su madre. En el proceso paulatino de modificación, la
protagonista es guida por una voz, asociada con el Cristo de madera, la cual reconfigura la autoridad divina de una manera inesperada. Durante este proceso, Ordalisa también
se transforma, dejando a un lado la sumisión y la humildad excesiva para convertirse en una artista a la vez que experimenta un proceso de reeducación.

Ordalisa trabaja como sirvienta de una pareja adinerada y su vida diaria refleja las contradicciones básicas de una empleada doméstica. Cuando empieza a vivir con sus
patrones, la protagonista empieza a vivir con cierto grado de lujo, una habitación iluminada y un baño privado. Sin embargo, debe estar todo el tiempo pendiente de los pedidos
de su patrona, lo que le quita tiempo para expresar sus habilidades artísticas en el Cristo de madera. Su trabajo se vuelve abrumador y aburrido, por lo que Ordalisa encuentra
en su trabajo artístico una manera de superar su soledad y de dar sentido a su aislada vida.

Sé que vienen a matarme (2001)
La obra publicada en 2001, narra los diferentes acontecimientos durante uno de los periodos más complicados de la historia ecuatoriana, el período de dictaduras. Alicia Yánez
ofrece a su público otra mirada a los sucesos que marcaron la política ecuatoriana, mostrando a uno de los más importantes líderes políticos que ha tenido la región: Gabriel
García Moreno. La crítica ha calificado a este libro como una biografía de García Moreno, no obstante, Yánez busca mostrar otro lado de la dictadura, el cual se ocultaba
detrás de las paredes de Carondelet.

Su principal protagonista muestra una obra completamente polémica en la que se observa a los otros lados del Palacio de Carondelet, a un presidente, mejor dicho a un tirano.
Cegado por el poder, García Moreno aplica su autoridad sobre los débiles. Los numerosos protagonistas de la obra, en los que se encuentran soldados, mujeres y niños, son las
víctimas de esta búsqueda por el poder del dictador. Como una obra dramática, Yánez busca mostrar el final desgarrador y esperado del dictador. Su asesinato se ve como un acto
de venganza del pueblo, el cual sufrió muchos años a manos de García Moreno.

El libro, busca realizar un análisis crítico sobre la vida detrás del dictador, mostrando sus delirios de persecución y poder. Yánez, otorga al mundo una obra magistral sobre
la dictadura, dando a conocer el lado psicópata del antiguo dictador?.

“Sé que vienen a matarme” tuvo una gran acogida frente a la crítica, y fue llevada a la pantalla grande con la película del mismo título. Dirigida por Carl West y
protagonizada por Jaime Bonelli y Cristina Morrison Mantilla, la película intenta plasmar la obra de Yánez en forma de drama, aumentando la audiencia y el interés por la
escritora ecuatoriana.


Premios
Concurso Nacional de Novela – Cincuentenario del Diario “El Universo” de Guayaquil, en 1971.
Premio Nacional Ismael Pérez Pazmiño en 1972
Condecoración Primera Clase al Mérito Cultural otorgado por la Subsecretaría de Cultura del Ecuador en 1990.
Primer Premio Joaquín Gallegos Lara por la novela El Cristo feo en 1995.
Primer Premio Darío Guevara Mayorga por el cuento infantil El viaje de la abuela en 1995.
Premio Sor Juana Inés de la Cruz, – INDIGO Còte Femmes de París por la novela El Cristo feo en 1996.
Recibe la Condecoración Gabriela Mistral impuesta por el Presidente de Chile don Ricardo Lagos Escobar en su visita al Ecuador, 2002.
En el año 2002 el Consejo Provincial de Pichincha crea el Premio de Literatura Infantil Alicia Yánez Cossío.
Recibe en el 2002 el Primer Premio Darío Guevara Mayorga por el cuento infantil Los triquitraques.
En el 2004, la revista Hogar le declara Mujer del Año en la categoría de cultura.
Premio Eugenio Espejo, en 2008.
Concurso de literatura infantil Alicia Yánez Cossío
En 2002 fue homenajeada por el Gobierno de la Provincia de Pichincha y su Patronato Provincial, al haber aquellas instituido un concurso de literatura infantil que lleva su
nombre. Concurso que pretende estimular el que todos los cantones de la provincia de Pichincha aporten en la creación de espacios de expresión, de investigación y de
fortalecimiento de la identidad cultural de los mismos.

Actividades
Talleres de creatividad literaria para niños y adolescentes en el Municipio de Quito.
Talleres de creatividad literaria para profesores en Guayaquil, Cuenca, Ambato y Loja.
Talleres de creatividad literaria, Casa de la Cultura Ecuatoriana en 2002.
Autora de textos para el Liceo Internacional.
Talleres de creatividad literaria Liceo Internacional desde 2002 a 2004.
Talleres particulares 2008-2010-2012.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*