Home - Latinas Destacadas - Berta Arocena de Martínez Márquez

Berta Arocena de Martínez Márquez

Berta Arocena de Martínez Márquez

Berta Arocena de Martínez Márquez (La Habana, 1 de mayo de 1901 – 1956) fue una periodista, sufragista y activista feminista cubana adscrita a la vanguardia cubana de las décadas de 1920 y 1930.

Vida y obra
Nacida en La Habana, incursionó en la escritura desde muy niña; parte de su trabajo se encuentra disperso en revistas y periódicos. Se casó en 1926 con el periodista Guillermo Martínez Márquez, con quien tendría dos hijos: Berta en 1934 y Guillermo en 1941.

Activismo
Junto a Renée Méndez Capote,  fue una de las fundadoras del Lyceum el 1 de diciembre de 1928, una de las organizaciones feministas «más intelectuales y culturales» de su época donde ocupó el cargo de presidenta. A ellas se unieron Carmen Castellanos, Matilde Martínez Márquez, Carmelina Guanche, Alicia Santamaría, Ofelia Tomé, Dulce Marta Castellanos, Lilliam Mederos, Rebeca Gutiérrez, Sarah Méndez Capote, Mary Caballero, María Josefa Vidaurreta y María Teresa Moré, y organizaron una agrupación que abogó por el voto femenino, se transformó en una institución lobista en el parlamento de Cuba y organizó diversos eventos feministas en dicho país.

Participó además en la fundación del Club Femenino de Cuba y la Unión Nacional de Mujeres, junto a varias otras escritoras tales como Ofelia Rodríguez Acosta, Lesbia Soravilla, Julieta Carreta y Tete Casuso.

REVISTA LYCEUM ORGANO OFICIAL DEL LYCEUM 1954

La fundación del Lyceum pues, fue un hecho surgido al calor de esa atmósfera que se ha mencionado. Pero concretamente tuvo que tener, y de hecho los tuvo, motivos más concretos. Surge un poco como de un sueño de dos mujeres excepcionales: Berta Arocena de Martínez Márquez y Renée Méndez Capote, al que se sumaron doce amigas cuyos nombres se consignan en nota aparte.

El acta de fundación de 1Q de diciembre de 1928 consigna que se reúnen catorce mujeres para fundar “una asociación femenina de índole cultural y social, similar a otras existentes en diversas ciudades de Europa”. La institución se inauguró el 22 de febrero de 1929 en una vieja casa colonial con muebles muy del siglo XIX en el recoleto barrio del Vedado en la ciudad de la Habana. La Revista de Avance consignó el hecho así en su sección “Almanaque”:
Y es que las mujeres que lo fundan no son sólo mujeres de una cultura general superior a la promedio sino que la mayoría está ligada por lazos de familia o amistad con esos jóvenes intelectuales
a que se refiere la Revista de Avance. De ahí que los nombres de Luis A. Baralt, Jorge Mañach, Rafael Suárez Soiís, Juan Marinello, Francisco Ichaso o Guillermo Martínez Márquez – entre otros – estén entre los más asiduos y generosos contribuyentes espirituales al éxito de la institución. Y esto fue tan obvio que a veces se hablaba, con no disimulado humor, de los “maridos del Lyceum”.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*