Home - Latinas Destacadas - Elisa Carrillo

Elisa Carrillo

Elisa Carrillo sin duda un orgullo mexicano, un dato curioso sin duda alguna es que una bailarina profesional utiliza en 15 años un poco más de 11,250 zapatillas, y Elisa —quien ya lleva 22 años en el escenario— ha calzado al menos 15,840 en una carrera que la ha llevado a ser primera bailarina del Ballet de la Ópera de Berlín.

A los 6 años inició sus estudios de danza clásica en una academia particular. Ingresó a la Escuela Nacional de Danza clásica y Contemporánea del INBA a los 9 años. Participó en el Concurso Infantil y juvenil de la Ciudad de México, en representación de la ENDC en donde obtuvo medalla de oro y una beca para aprender la técnica Inglesa de ballet en The English National Ballet School, en Londres, Inglaterra. Se fue a Londres como becaria del English National Ballet School, del INBA, y del FONCA por dos años, graduándose en 1999. Ese mismo año fue contratada por Reid Anderson para integrarse al Stuttgart Ballet (opera estatal) de Berlín, Alemania, una de las compañías más importantes de ballet en el mundo, inició ahí como practicante hasta llegar a ser Solista, en ese tiempo estudió y se tituló como maestra de Ballet, titulo otorgado por The Jhon Cranko School de Stuttgart y el Ministerio de Cultura del gobierno Alemán.

Su participación en Europa en el 2009 como protagonista del personaje de Blanca Nieves, con coreografía del francés Angelin Preijoca, y que contó con el vesturario del diseñador francés Jean Paul Gaultier. Esta participación sin duda ha sido uno de sus grandes triunfos, ya que a sus 31 años de edad ha logrado que su nombre dé la vuelta al mundo. Sin embargo, Carrillo admite que siente tristeza por el desconocimiento que hay en el ballet clásico de la danza folclórica mexicana. Incluso, dice que decenas de personas en Europa desconocen “que tenemos una gran compañía, como lo es la Compañía Nacional de Danza”.

Actualmente radica en Alemania con su esposo, el primer bailarín Mikhail Kaniskin con quien ha compartido escenario en diversas ocasiones. Y lo cual ha sido un poco difícil para los dos pero has sabido superar los obstáculos.

Carrillo ha sido reconocida con premios como la condecoración con la medalla Pushkin para Sonia Amelio por parte del gobierno ruso; con roles destacados como ser la solista en la coreografía de Angelin Preijoca, lo cual la llevo a ser conocida mundialmente como La Blanca Nieves mexicana; y un homenaje dentro de la gala Balletissimo.

Considerada como una de las mejores bailarinas de Europa, la mexicana Elisa Carrillo Cabrera es orgullosamente la primera bailarina o “prima ballerina” del Ballet de la Ópera de Berlín, asimismo es embajadora de la cultura de México y a través de su fundación apoya el talento artístico de cientos de niños y jóvenes mexicanos.

Originaria de Texcoco, Estado de México, Elisa reconoce que la preparación lo es todo, pues ella comenzó a tomar clases de ballet a los cinco años y a los 8 ingresó en la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea del Instituto Nacional de Bellas Artes. Posteriormente, obtuvo una beca para completar su formación artística en el English National Ballet de Londres, cuando tenía solo 16 años.

Alejada de su familia, Elisa tuvo que aprender a afrontar y a superar muchos retos, pero su dedicación y desempeño en el escenario le abrieron las puertas para formar parte de una de las mejores compañías de ballet del mundo, el de la Ópera de Berlín.

“Paso a paso, con muchísima disciplina, con muchísimo amor, con muchísimo esfuerzo, fue que llegue a la posición de primera bailarina y eso no hubiera sido posible si yo no viniera de México porque es ese amor, esa pasión que tengo por vivir, la tengo por mis raíces”, menciona Carrillo a México, Historias que Inspiran.

A pesar de que en su posición como primera bailarina, ha tenido la oportunidad de pisar grandes escenarios, para Elisa es un sueño hecho realidad poder regresar a su país y estelarizar la gala anual de ballet del Estado de México, evento al que ha logrado convocar a otros grandes bailarines del Ballet Bolshoi, el Royal Ballet de Londres, el Het National Ballet de Holanda, La Scala de Milán y el Mariinsky Ballet.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*