Home - Latinas Destacadas - Hebe de Bonafini (1928-

Hebe de Bonafini (1928-

Hebe de Bonafini (1928-
Hebe Pastor de Bonafini (Ensenada, Partido de Ensenada, Provincia de Buenos Aires, 4 de diciembre de 1928) es una activista argentina por los derechos humanos y una de las fundadoras de la asociación Madres de Plaza de Mayo, organización de madres de detenidos-desaparecidos durante el autodenominado Proceso de Reorganización Nacional, la dictadura que gobernó Argentina entre 1976 y 1983 y de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, de la cual dependen una universidad nacional, un periódico, una radio, una casa cultural, una librería y administra un centro cultural donde antes se encontraba el centro clandestino ESMA.
Hebe de Bonafini era una ama de casa que cursó únicamente la escuela primaria. Se casó a la edad de 14 años, el 29 de diciembre de 1942, con Humberto Alfredo Bonafini, con quien tuvo tres hijos, Jorge Omar, Raúl Alfredo y María Alejandra. El 8 de febrero de 1977 su hijo mayor Jorge Omar fue secuestrado y desaparecido, en La Plata y el 6 de diciembre de ese año le ocurrió lo mismo a su otro hijo varón, Raúl Alfredo, en Berazategui. El 25 de mayo de 1978 desaparecería también su nuera, María Elena Bugnone Cepeda, esposa de Jorge.
Antes de que fuera secuestrado mi hijo, yo era una mujer del montón, un ama de casa más. Yo no sabía muchas cosas. No me interesaban. La cuestión económica, la situación política de mi país me eran totalmente ajenas, indiferentes. Pero desde que desapareció mi hijo, el amor que sentía por él, el afán por buscarlo hasta encontrarlo, por rogar, por pedir, por exigir que me lo entregaran; el encuentro y el ansia compartida con otras madres que sentían igual anhelo que el mío, me han puesto en un mundo nuevo, me han hecho saber y valorar muchas cosas que no sabía y que antes no me interesaba saber. Ahora me voy dando cuenta que todas esas cosas de las que mucha gente todavía no se preocupa son importantísimas, porque de ellas depende el destino de un país entero; la felicidad o la desgracia de muchísimas familias.
Hebe de Bonafini en octubre de 1982, en una iglesia de Legazpi (Madrid)
Hebe de Bonafini es presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo desde 1979, donde se destacó por la lucha contra la impunidad de los culpables de delitos de lesa humanidad así como por revindicar la vida de los desaparecidos, rindiendo homenaje a sus actos cuando estuvieron en vida y no solo a su desaparición.
Su esposo, Humberto Bonafini, falleció en septiembre de 1982.
En 1987, cuando el músico británico Sting visitó el país invitó a la organización a subir al escenario del estadio de River Plate. Durante la canción They dance alone las Madres pasearon en el escenario al compás de la canción que habían inspirado.
En 1991, Bonafini en una emisión del programa El Perro Verde que conducía el periodista español Jesús Quintero, la líder de las Madres tildó al entonces presidente Menem de «basura», por lo cual el mandatario le inició una causa por «desacato». Luego, esa figura fue derogada, y la querella intentó cambiar la carátula a «injurias». En 1998, la Cámara de Apelaciones consideró que la causa se encontraba prescripta y que el expresidente debía pagar las costas, que ascendían a 4500 pesos. El expediente fue elevado por Menem a la Corte Suprema en 1999.
En 1996 ?durante el menemismo? Hebe de Bonafini fue herida en la cabeza por la policía en una manifestación universitaria en repudio de la reforma del estatuto de la Universidad Nacional de La Plata y a la Ley de Educación Superior, cuando se ejercía una brutal represión por parte del Cuerpo de Infantería de la Policía Bonaerense. Resultó gravemente herida y tiñendo de rojo su pañuelo blanco, pero declaró: «La sangre del pañuelo es la amenaza más fuerte de este gobierno para decir que paremos. […] ¡No nos van a parar! ¡Ni un paso atrás, carajo!».
En 1998, cuando la banda U2 visitó Argentina, sus integrantes visitaron la organización de las Madres y las invitaron a subir al escenario en su presentación. Allí, Hebe de Bonafini regaló su pañuelo blanco a Bono.
En varias oportunidades, Hebe de Bonafini ha sufrido ataques contra su persona, sus allegados y la asociación, desde insultos, amenazas de muerte y hasta torturas. En 2001, dos personas ingresaron al domicilio de Bonafini y, al no encontrarse Hebe, torturaron a su hija Alejandra, golpeándola brutalmente y quemándola con cigarrillos.
Bonafini fue invitada a dar conferencias y charlas, tanto en el interior y en el exterior. Algunos de los lugares donde dio discursos son: el Matto Groso, en el estado de San Pablo en Brasil, en un campamento de los Sin Tierra; Chiapas en México con la invitación que les hiciera el Subcomandante Marcos; la Universidad de California, en Riverside, Estados Unidos al recibir un título Honoris Causa; La Habana, Cuba, donde en una de las oportunidades, fue oradora en el festejo del 1º de Mayo; Asturias (en España), invitada por el Grupo de Apoyo del País Vasco; Caracas (Venezuela) en las Segundas Jornadas de Salud Mental; Puerto Rico, en la asamblea del Colegio de Abogados; Milán, Brescia, Verona, Turín, Rívole, Riccione y Módena (en Italia), invitada por el Comité de Solidaridad Internacionalista Arco Iris; París (Francia), cuando la fundación recibió el Premio UNESCO de Educación por la Paz; Belgrado (Yugoslavia), para participar de un repudio a la guerra.
Desde 2004 difunde su pensamiento en programas de radio, como Transformaciones del Pañuelo Blanco, desde 2007, o La Voz de las Madres.
Desde 2008 las Madres de Plaza de Mayo administran el llamado Centro Cultural Nuestros Hijos, en el ex campo de concentración ESMA (Escuela Superior de Mecánica de la Armada) en Buenos Aires.
En 2009 comenzó a dar clases de cocina y política en ese mismo centro.
Asociación Madres de Plaza de Mayo
Durante los primeros años de la dictadura, los familiares de las víctimas de la dictadura, reunidos mayormente en Madres de Plaza de Mayo, realizaron solicitadas, petitorios, enviaron cartas a las autoridades y presentaron hábeas corpus. Todas estas acciones fueron desplegadas en medio de la indiferencia u hostilidad de otros sectores sociales. Entre 1978 y 1981, se comenzó a concitar el apoyo de diversos organismos internacionales, se cree que esta solidaridad que contribuyó a que, años más tarde, sus demandas fuesen incorporadas, parcial o totalmente, por los partidos políticos y otros movimientos sociales.
Algunos de sus líderes admitieron públicamente la posibilidad de que los desaparecidos hubiesen sido asesinados, las Madres insistieron en la demanda de «aparición con vida». Al respecto, Jelin destaca que «al plantear esta consigna sin concesiones, las Madres se ubican en un extremo del espectro de reivindicaciones, y desde entonces los demás organismos se irán moviendo a su alrededor, acercándose o alejándose de la consigna».
Las Madres de Plaza de Mayo, en un principio no plantearon su reclamo judicialmente, si no que apelaron a los reclamos sociales.
Las Madres de Plaza de Mayo se separaron en dos agrupaciones desde 1986: Asociación Madres de Plaza de Mayo y Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora. Bonafini continuó presidiendo la primera de las dos. La Asociación Madres de Plaza de Mayo es la agrupación mayoritaria, con Madres de todo el país, y su lucha actual no está centrada solo en la persecución judicial de represores de la dictadura militar, sino que se ha dividido en emprendimientos variados. Entre ellas se encuentran la fundación del Periódico de las Madres, La Voz de las Madres, radio de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, los planes de construcción de viviendas sociales cooperativas, guarderías infantiles, la Universidad de las Madres, entre otros.
En 2001, la Librería de las Madres fue saqueada. La Asociación y Hebe acusaron la complicidad oficial, ya que la misma se encuentra cercana al Departamento Central de Policía y al lado de un local con custodio durante las 24 horas.
Opiniones políticas
En el discurso por los 30 años de las Madres de Plaza de Mayo, el 1º de mayo de 2006 Hebe de Bonafini dirigió un discurso sobre su posición como madre de desaparecidos:
«Rebeldes, locas, prepotentes; nos paramos ante el poder y dijimos «acá estamos». Pusimos el cuerpo que es lo único que tenemos para poner […] hay mucho que hacer. Todavía hay hambre, desocupación y necesidad de viviendas […] [Otras organizaciones de Derechos humanos] no entienden esto de disfrutar. Nosotras sí, porque vencimos a la muerte, queridos hijos. Vencimos al verdugo. Esto es vida pura, llena de amor y de abrazos […] con esos hijos que nos nacieron después, estamos sembrando un nuevo camino, que no deja de ser revolucionario, construyendo, marchando junto a quienes nos necesitan […] Queridos hijos. Su sangre no fue inútil, florece en cada barrio, en cada lugar donde hombres y mujeres levantan su puño por trabajo digno, por vivienda. […] [Remarco] la unidad latinoamericana, indispensable para llegar al socialismo […] El imperialismo y la CIA son voraces, no se cansan. […] ¡Patria o muerte, venceremos!
También ha dejado expresado que ella siempre hizo política, diciendo que los derechos humanos es también que la gente trabaje, coma, etc.
Hebe de Bonafini ha tomado una abierta oposición contra la injerencia estadounidense, apoyando a figuras como el Che Guevara, Augusto Sandino, Yasir Arafat, Fidel Castro, Hugo Chávez y Evo Morales. También ha manifestado apoyo a los aborígenes americanos. Se ha manifestado en contra del neoliberalismo y del FMI, vistos por ella como la «corporación del poder». Ha manifestado su apoyo a las FARC en Colombia.
Hebe manifestó su apoyo a las madres de los presos etarras. En el año 2000 publicó una carta abierta en la página web de la asociación que preside, en la cual expresaba que de los más de 650 presos vascos, muchos están presos simplemente por lo que piensan, o por lo que escriben, o por «conocer a alguien que conoce a alguien». Como respuesta a éstas acusaciones recibió un comunicado de la asociación de derechos humanos Amnistía Internacional en el cual se informaba que Amnistía Internacional «no tiene constancia de casos de presos de conciencia en las prisiones españolas».
Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner
El 1 de abril de 2008 en la Plaza de Mayo, colmada por un acto del gobierno acerca del conflicto del paro patronal agropecuario, dio un discurso donde planteó un futuro a partir de este momento en la continuación de las medidas políticas del gobierno, Hebe de Bonafini le regaló su propio pañuelo blanco (símbolo de las Madres de Plaza de Mayo) a la presidenta de la Argentina, quién acababa de dar un discurso intentando solucionar dicho paro. Este gesto se interpreta como un signo político de apoyo.
Conflicto agropecuario
En 2008, durante el llamado paro agropecuario patronal, Bonafini hizo un recordatorio del rol que la Sociedad Rural había cumplido durante la dictadura, apoyando el gobierno militar. Las tensiones del contexto desacreditaron el rol de la presidenta[cita requerida], que fue calificada por los detractores agropecuarios como «adolescente» y «montonera rencorosa».
Son golpistas. Lo que hicieron es golpismo, golpismo puro, con muchas ganas; no se pintaron la cara [en referencia a los carapintadas], pero ganas no les faltan. […] No sé de campo, pero sé de hambre. No sé de campo, pero sé de atorrantes como los radicales que hicieron [la Ley de] Obediencia Debida y Punto Final y ya están como locos porque los estamos condenando. No sé de campo, pero sé de estos tipos que son de lo más maleducados y atrevidos, que se burlan de todos. Ellos son nuestros enemigos. Ellos fueron los responsables de la muerte de nuestros hijos, de la desaparición, de las torturas, de todo. Ellos siempre estuvieron adelante de los golpes.
Nueva Ley de Medios
En 2009, durante la comparecencia ante el Senado de la República Argentina, Hebe de Bonafini expresó su opinión favorable al cambio de Ley de Radiodifusión implantada por la dictadura cívico-militar por la nueva ley propuesta por asociaciones por la libertad de medios, apoyada por partidos de centroizquierda y el gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Hebe expresó que las Madres de Plaza de Mayo sufrieron de la prohibición de hablar durante la dictadura militar de 1976, que los medios apoyaban las represiones de dicho gobierno de facto, y que ocultaban los hechos reportándolos como «enfrentamientos» o directamente no informando sobre ellos.
Controversias
Apoyo a grupos armados
Hebe de Bonafini apoya a algunas organizaciones armadas, entre ellas las FARC. Generó malestar en algunos periodistas su celebración ante los atentados del 11 de septiembre de 2001. También ha dado su apoyo a la organización EZLN (como al Subcomandante Marcos).
Sobre los atentados del 11 de septiembre de 2001 declaró:
Cuántas veces nos dijeron qué era el capitalismo, qué era la represión, qué era Estados Unidos, cómo se formaban los militares para torturar. […] Por eso cuando pasó lo del atentado y yo estaba en Cuba visitando a mi hija, sentí alegría. No voy a ser hipócrita, no me dolió para nada. No me dolió para nada, porque siempre digo en mis discursos, decimos las madres, que nuestros hijos serán vengados el día que el pueblo, algún pueblo sea feliz. […] Yo sentí que la sangre de tantos en ese momento era vengada. […] En ese atentado no murieron pobres, poblaciones, no murieron niños, no murieron viejos.
Acusación de antisemitismo
En 2001, durante un reportaje para la revista 3puntos, Hebe de Bonafini aparece describiendo al periodista argentino Horacio Verbitsky de una forma despectiva sobre su fe judía. Estas declaraciones le valieron acusaciones de antisemitismo tanto por parte del aludido, (un reconocido periodista e investigador)20 como de distintas personalidades e instituciones, como es el caso del rabino de la Comunidad Bet-El Daniel Goldman, del exprofesor de la Universidad de la Madres Rolando Ascarita o del Centro Simón Wiesenthal. Posteriormente Hebe de Bonafini firmó una declaración junto a la vicepresidenta de Madres de Plaza de Mayo, Mercedes Meroño (que no estuvo presente durante la entrevista)19 en la cual negó tanto los dichos, como cualquier connotación antisemita. El periodista insultado explicó en un artículo posterior los datos que corroborarían la veracidad de los dichos publicados por la revista:
[Hebe de Bonafini] desmintió que hubiera pronunciado las palabras transcritas por 3Puntos y las atribuyó a una manipulación malintencionada de la revista. «Quienes se prestan a la burda maniobra de hacernos aparecer como antisemitas se están sumando a los derechistas y socialdemócratas que pretenden destruir nuestros proyectos», dijo. Según ese texto, firmado por ella y por la vicepresidenta Mercedes Meroño, «criticamos a Horacio Verbitsky por ser agente norteamericano, no por ser judío. La revista 3Puntos, desde la misma tapa, falsifica nuestra declaración y publica algo que no hemos dicho. […] Las madres nos sentimos orgullosas de que nos digan judías», agregó. Al conocer la existencia de esta declaración pedí a la revista una copia de la cinta grabada del reportaje. Se escucha con nitidez y sin interferencias. La audición no deja dudas respecto de quién habla y qué dice. La transcripción de la revista fue de una fidelidad absoluta, y cualquiera que tenga alguna duda puede escucharla. Una copia está a disposición de Mercedes Meroño, quien según informa la revista 3puntos no estuvo presente durante la grabación. Es decir que la señora Pastor de Bonafini indujo a la propia vicepresidenta de su grupo a firmar una declaración cuya falsedad puede ser demostrada en forma irrefutable.
Schoklender
En mayo de 2011 tuvo lugar una controversia, cuando el entonces apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, Sergio Schoklender, fue acusado de acumular bienes de lujo con dinero público. Algunos medios de comunicación, periodistas y políticos han afirmado que Bonafini no podría haber dejado de advertir sus manejos corruptos, si éstos existieron. En cambio, otros periodistas, artistas, políticos y personas públicas han salido en defensa de Hebe en particular y de la Fundación Madres de Plaza de Mayo. Además, al realizarse la vuelta a la plaza el jueves posterior a conocerse la denuncia, hubo una gran movilización, para realizar un «abrazo simbólico» a modo de desagravio y de apoyo a la organización.31 Posteriormente, la pericia de Gendarmería Nacional dictaminó que no pertenecía a Bonafini la firma del contrato que se le atribuía.
Distinciones
Lista de honores, condecoraciones y otros reconocimientos que ha recibido Hebe de Bonafini:
Doctora Honoris Causa de la Universidad de California (EE. UU. 1996), de la Universidad de Bolonia (Italia, 17-10-2007) y de la Universidad Nacional Experimental del Yaracuy (Venezuela, 3-6-2010).
Medalla de Honor del 70º Aniversario de la Reforma Universitaria, 1988, Universidad Nacional de Córdoba.
Declarada Ciudadana Emérita de Santos, 1996.
Declarada Visitante Ilustre de Caracas, noviembre de 2003.
Orden Nacional al Mérito en Grado de Oficial de la República de Ecuador el 1º de junio de 2006 por «la lucha incansable de estas mujeres argentinas, a favor de los derechos humanos, constante labor de difusión y plena ejecución de los mismos, emprendiendo significativas acciones para su defensa en América Latina y el mundo».
Reconocimiento Liberarte/2006 de la Fundación Liberarte.
Medalla de Oro de París en marzo de 2007 «por su trayectoria y lucha inclaudicable a favor de la justicia, contra la impunidad y por el respeto irrestricto de los derechos humanos».
Orden Heroínas de Venezuela de ese país caribeño por «los 30 años de lucha de las Madres de Plaza de Mayo» (25 de mayo de 2007).
Orden Josefa Camejo del Centro de Estudios de la Mujer de la Universidad Central de Venezuela.
Declarada Ciudadana Ilustre del Partido de General Rodríguez, septiembre de 2008.
Premio Don Hilario Cuadros y título Embajadora Cultural y Social de los Jóvenes otorgados por la Dirección de Juventud del Gobierno de Mendoza el 19 de setiembre de 2008 «por su extensa e indiscutible lucha, por su labor social y el compromiso por la causa nacional y popular siendo así la representante junto a miles de madres, quienes nos enseñaron que la lucha nunca debe terminar».
Premio Especial de los Premios Revista Veintitrés de 2009.
Declarada Visitante Ilustre de Morón, julio de 2010.
Declarada Visitante Ilustre por el Consejo Municipal de Río Gallegos, el 21 de octubre de 2010.
Premio Extraordinario Bicentenario de la Revolución de Mayo a los Derechos Humanos de la República Argentina, el 10 de diciembre de 2010.
Premio Construyendo Ciudadanía en Radio y Televisión de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual en diciembre de 2010 por su programa radial «Pariendo Sueños».
Premio Rodolfo Walsh a la Comunicación y los Derechos Humanos de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata (17-6-2011) «por su inclaudicable lucha por los DDHH».
Declarada Ciudadana Ilustre de La Plata, 2012.
Declarada Huésped de Honor de la Universidad Nacional del Centro.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*