Home - Latinas Destacadas - Julia de Burgos (1914-1953)

Julia de Burgos (1914-1953)

Julia de Burgos (1914-1953)
Julia de Burgos (17 de febrero de 1914 – 6 de julio de 1953), nacida en Carolina, Puerto Rico es considerada por muchos críticos como la más excelsa poeta nacida en Puerto Rico. Fue también partidaria de la independencia de la isla.
Burgos se crió en el barrio de Santa Cruz, sección humilde de la localidad de Carolina. Esto no la privaría de desarrollar su amor por la naturaleza y por su país. Fue afortunada al ser la única de trece hermanos que cursara estudios secundarios.
Obtuvo su título de magisterio en la Universidad de Puerto Rico a los 19 años de edad, pero su amor por la literatura la llevó a escribir poesía. Posibles influencias en su obra serían Luis Llorens Torres, Clara Lair, Rafael Alberti y Pablo Neruda.
En 1936 se unió a “Hijas de la libertad”, rama femenina del Partido Nacionalista de Puerto Rico. Este grupo político, liderado por Pedro Albizu Campos, promovía el ideal de independencia.
Burgos publicó tres colecciones de poemas. Para sus dos primeros libros viajó por la isla, dándose a conocer y organizando sus propios recitales. Su tercer libro fue publicado póstumamente en 1954.
Se casó en Nueva York, pero fue su gran amor el historiador, médico y político dominicano Juan Isidro Jimenes Grullón. Este amor le inspiraría muchos de sus poemas. En 1939 Burgos y su esposo viajaron a Cuba y luego a Nueva York. Su matrimonio terminó allí y poco tiempo después ella regresó a Cuba.
Posteriormente Burgos regresó a Nueva York por su cuenta y, a pesar de contar con muchos admiradores, cayó en una profunda depresión y recurrió al alcohol. Sumida en su alcoholismo, el 6 de julio de 1953 se desplomó sobre una acera neoyorquina y murió de pulmonía en un hospital del barrio de Harlem, Nueva York a la edad de 39 años. Debido a que nadie reclamó su cuerpo y a que no llevaba ninguna identificación, la ciudad la enterró bajo el nombre de “Jane Doe”. Algunos de sus amigos, capaces de rastrearla y encontrar su tumba, reclamaron su cuerpo. Sus restos fueron enviados a Puerto Rico. Fue solemnemente enterrada en Carolina y se elevó un monumento en el lugar del sepelio. Entre los trabajos destacados de Julia de Burgos se encuentran: “Río Grande de Loíza,” “Poema para mi muerte,”, “Yo misma fui mi ruta,” “Alba de mi silencio” y “Alta mar y gaviota.”
Julia de Burgos, además de mostrar el sentimiento de amor en sus poemas, también estimuló en las mujeres la liberación femenina. En los años setenta las mujeres se dejaron sentir uniéndose al movimiento “la liberación del sexo” quienes juntos pedían que tomaran en consideración la determinación del cuerpo. Esta era una época en la cual la sociedad oprimía a la mujer utilizando el elemento del sexo.
Julia de Burgos fomentó en sus años la verdadera mujer puertorriqueña a través de sus poemas donde plasmó los problemas de las mujeres de su país. Con una voz de rebeldía y feminista escribió obras que iban en contra de la norma de la sociedad y los convencionalismos de su época. Obras muy estudiadas por Julia de Burgos han sido destacadas por el alzamiento feminista que trae en sus versos. Un ejemplo de una obra muy estudiada es “Yo misma fui mi ruta” que trata sobre la liberación femenina. En este poema De Burgos se muestra decidida a ser quien maneja su vida. Aquí se expresa en desacuerdo con los mandatos de la sociedad. Este poema exhortó a las mujeres de la generación del 30, quienes se hallaban en una lucha de poder por sus derechos, que tuvieran conciencia de tres factores muy importantes: su potencial como mujer, el manejo de sus propias vidas y no sentirse inferiores.
Otro poema muy estudiado con el que fomentó el feminismo es el poema “A Julia de Burgos”. Aquí ella muestra sus dos vidas: Julia como poeta y Julia como mujer. Refleja cómo ella, ante la sociedad, siendo la poeta, era una mujer fuerte, decidida y libre, cuando en realidad en su vida como mujer, Julia era sumisa y se hallaba atada a los prejuicios de la sociedad. Julia, reflejando su vida a través de este poema, exhorta a la mujer a que se deje sentir, que demuestre y exprese lo que siente y piensa, que no se cohíba y se esconda ante lo que realmente es la mujer sin tener que llevar dos vidas para satisfacer los mandatos de la sociedad. El poema concluye de la siguiente manera “Cuando las multitudes corran alborotadas […] contra ti, y contra todo lo injusto y lo inhumano, yo iré en medio de ellas con la tea en la mano.” Esta manifestación que hace la autora sería complicada ejercerla por aquellas mujeres que viven subordinadas a los prejuicios del hombre, lo que realmente incita a la mujer a tomar rumbo de su vida, que sea fuerte y que tenga conciencia de que no es un ser inferior.
El 19 de febrero de 1987 el Departamento de Español del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico la homenajeó concediéndole un póstumo doctorado Honoris Causa en Letras y Humanidades. La proclamación fue presentada a su sobrina, María Consuelo Sáez Burgos.
La ciudad de San Juan ha homenajeado su memoria nombrando escuelas y avenidas en su nombre. Existe también en San Juan la “Casa Protectora Julia de Burgos”, que protege a mujeres sobrevivientes de violencia doméstica, y el Museo de Artes y Ciencias Julia de Burgos.
La ciudad de Nueva York la ha homenajeado también con un “Centro Latino Julia de Burgos” en Manhattan y un “Centro de Arte Julia de Burgos” en Harlem, cercano al lugar de su muerte. La poeta neoyorquina Giannina Braschi la homenajeó a Julia de Burgos en su celebrada novela bilingue “Yo-Yo Boing!” y Tomas Batista esculpió un busto de ella, el cual adorna el parque Julia de Burgos en Carolina.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*