Home - Latinas Destacadas - Luisa María Morales Ruiz.

Luisa María Morales Ruiz.

 

Fue una cantante lírica de origen cubano cuya voz es conocida como Tiple o Soprano. Empezó tempranamente su carrera artística, y

su éxito también lo fue, interprete de obras de alta complejidad interpretativa hicieron que grandes de la música cubana como Ernesto Lecuona que a su vez

compartieran en varios escenarios con ella.

Nace en La Habana, Cuba el 25 de agosto de 1912. Las primeras clases de música las recibió de Lizzie Morales. En 1924 ingresó en el Conservatorio de Música

Filarmónica de La Habana, dirigido por Tina Farelli y Arturo Bovi, quienes a su vez fueron sus profesores de canto. Completó su formación académica en el

Conservatorio Hubert de Blanck, bajo cuya orientación concluyó sus estudios en 1927.

El 26 de junio de 1925, Luisa María Morales participó en el homenaje ofrecido a Hubert de Blanck con motivo de cumplirse el cuadragésimo aniversario de la

fundación de su conservatorio, efectuado en el Teatro Nacional (hoy Gran Teatro de La Habana), ocasión en la que interpreta La fuga de la tórtola de De

Blanck, acompañada al piano por Lizzie Morales.

Posteriormente volvió a presentarse en el mismo escenario, esta vez con la Orquesta Sinfónica de La Habana dirigida por Gonzalo Roig, con la que cantó obras

del repertorio operístico italiano y la Plegaria del oratorio Navidad de Eduardo Sánchez de Fuentes.

Actuó por primera vez junto a Ernesto Lecuona el 6 de junio de 1926, cuando interpretó Para qué y Si tú me quisieras, de Lecuona, en el Teatro Nacional. La

Sociedad Pro-Arte Musical la presentó el 15 de enero de 1927 en el teatro Payret como artista asistente en el recital del tenor italiano Beniamino Gigli. El

14 de mayo del mismo año personificó a Micaela, de la ópera Carmen de Bizet, junto al tenor español Hipólito Lázaro, en el Teatro Nacional, bajo la dirección

de Guglielmo Sonriento; actuaron, además Aurora Buades y Luigi Borgonovo.

El 21 de abril de 1928, en el mismo teatro, cantó, en compañía del barítono cubano Alberto Márquez, la opereta de Hervé Manzelle Nitouche; en 1929

restrenó, con el tenor Dino Borgioli, en Pro-Arte Musical, la ópera de Mascagni El amigo Fritz, con la dirección de Arturo Bovi. Adolfo Salazar, musicólogo

español, visitó a Cuba en 1930, y el 5 de junio impartió la conferencia «El momento actual de la música española», que fue ilustrada por Laura Alonso, José

Echániz y Luisa María Morales, quien interpretó de Manuel de Falla “Nana y Jota”, y de Rodolfo Halffter, “La corza blanca” y “La niña que se va al mar”.

Entre los meses de mayo y junio de 1931, participó, junto a María Cervantes, Caridad Suárez y Ana María Relaño, en la temporada de Ernesto Lecuona en los

teatros Prada, Principal y Nacional. En 1932 intervino en el festival-homenaje a Lecuona, en el que protagonizó la zarzuela “María la O”, y además interpretó

otras obras de Lecuona, como La tierra de Venus, El calesero y La liga de las señoras. Cantó la zarzuela Marina del compositor español Pascual Emilio Arrieta el

4 de agosto de 1932 en el Teatro Payret; posteriormente, en el mismo escenario, hizo la Ketty de la opereta La duquesa de Bal Tabarín, en la que actuaron,

además, Roberto Rey, Blanquita Bárcena, Miguel de Grandy y Paco Lara.

Nuevas obras en su repertorio

En 1933: la opereta El conde de Luxemburgo, y las óperas “Madame Butterfly” de Puccini, bajo la dirección de Ethel Leginska, y “Rosalima”. El 13 de octubre

del mismo año participó con Tomasita Núñez en un concierto en el que se cantaron obras de Lecuona, y ella interpretó “Ave lira”, “Sólo un beso”, “Lola Cruz”,

“Se fue la comparsa”, “Serenata romántica” y “María la O”. Partió hacia México en diciembre de 1933 formando parte de la Compañía de Lecuona; el 13 de

enero de 1934, en el Teatro Esperanza Iris, cantó la zarzuela “El cafetal” y asumió el personaje María la O en Mosaico habanero; interpretaría además, otras

obras de Lecuona: “Niña Rita”, “Rosa la China”, La guaracha musulmana, Julián el Gallo, El maizal, El calesero, La flor del sitio y La mujer de nadie.

En mayo de 1934 fue contratada, junto a los cubanos Ernesto Lecuona, Margot Alvariño, Mimí Cal, Manuel Colina, Fernando Mendoza y Constantino Pérez, y

los mexicanos Toña la Negra, Lucha María, Carmen Godoy y Pedro Vargas, para actuar en la revista musical de Agustín Lara Picardía, representada en el

Teatro Politeama.

En Ciudad México filmó con el actor mexicano Alberto Martí ‘”Madre querida”, cinta en la cual interpreta la canción de Bola de Nieve, No puedo vivir sin ti.

Además, se presentó el 11 de octubre de 1934 en la radioemisora XEFO, junto al tenor mexicano José Rubio, con “Cavalleria rusticana”, bajo el

acompañamiento de la Orquesta de la Radio Nacional; el día 4 del mismo mes cantó, dirigida por Jaime Serra, “La viuda alegre”.

En 1935 la contrató la compañía de Joaquín Pardavé, y con la misma actuó en el Teatro Fábrega y en las obras “El pueblo es feliz”, “México se derrumba”, “El

proceso de la canción”, “Así está México” y “El país de mañana”.

De regreso a Cuba, en el propio año 1935, dio un concierto con la Orquesta Filarmónica de La Habana dirigida por Amadeo Roldán; y posteriormente en el

Teatro Martí cantó Cecilia Valdés de Gonzalo Roig. Más adelante hizo una gira por los teatros La Caridad y Principal, con las obras Cecilia Valdés, “María Belén

Chacón” y “El clarín”. Entre 1936 y 1937 realizó giras por varios países de América Latina.

Fallece el 12 de agosto de 1973.

Giras internacionales

Argentina
Estados Unidos
Santo Domingo
Puerto Rico
México
En Santo Domingo estrenó el 31 de julio de 1937, en el Teatro Capitolio, la canción-bolero “Azul”, del compositor dominicano Salvador Sturla; en Puerto Rico

se presentó el 21 de agosto de 1937, en el Coliseo Municipal de San Juan, donde cantó “María Belén Chacón”, y actuó, además, en la Academia Santa Rita del

Teatro Mislán; fue aplaudida también en el Ateneo y en Pro- Arte, de Ponce.

A su regreso a Cuba interpretó, en el Teatro Nacional, junto al barítono Hipólito Lázaro, Marina, Wally y El Cid, además de Pagliacci de Ruggiero Leoncavallo y

el «Aria» del tercer acto de la ópera “Aida” de Verdi en 1938; hizo el personaje principal del filme “Siboney”, filmado en Cuba por Aspa Film, junto al actor y

director Juan Orol.

En 1943 realizó una gira por Nueva York, donde ofreció conciertos en el Carnegie Hall, con obras de Ernesto Lecuona y Gonzalo Roig, dirigidas por sus autores.

Luisa María Morales se presentó por última vez en público el 30 de diciembre de 1959, en el programa de televisión Sala de Conciertos, en el que cantó el

«Aria» de “El Cid”, de Jules Massenet.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*