Home - Latinas Destacadas - María Ariza Delance

María Ariza Delance

María Ariza Delance

María Ariza Delance fue una artista plástica cubana, además de profesora y conferencista en la Academia de Artes de San Alejandro de La Habana, Cuba. Colaboró también, habitualmente, en distintos periódicos y revistas.
Realizó estudios en París.

María Ariza Delance nació en la ciudad de La Habana en 1880.

Estudios
En el propio hogar, bajo la dirección de su padre el arquitecto Antonio Ariza y Pereira, cursó la primera y segunda enseñanza, graduándose de Bachiller en Ciencias.

En 1907 se trasladó a Europa, radicándose en París, donde tomó lecciones de pintura por espacio de un año en la Academia Julien. De París pasó a España, continuando sus estudios de arte durante cuatro años en Madrid bajo la dirección del profesor español Cecilio Plá.

Labor profesional
En 1916 abrió un estudio en Madrid, concurriendo con otros pensionados cubanos a la Exposición Nacional de Madrid. En esta Exposición sus cuadros merecieron la felicitación del artista español Mariano Benlliure. En 1918 compuso en su estudio de Madrid el cuadro Inútiles Consejos, inspirado en la obra de Campoamor, con el que obtuvo el premio de Figura y Composición de la Academia Nacional de Artes y Letras de La Habana, en 1919. Ese mismo año, por una ley del Congreso de la República, le fue otorgada una beca para cursar estudios en Europa durante cinco años.

En 1926 se unió al profesorado de la Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro en la presentación de los cursos de Historia del Arte, momentos en que tenía lugar la reorganización y ampliación del plan de enseñanza. En 1931 también ocupó la Secretaría de la Escuela, bajo la dirección del maestro y pintor Armando Menocal.

Ha pronunciado conferencias en distintos centros culturales de la capital sobre asuntos de arte, entre las que se hallan las de la Sociedad Lyceum y Universidad de La Habana.

Obras, exposiciones y premios

Su actividad artística como pintora abarcó diversos temas, sobre todo paisajes diversos de la campiña cubana y algunos desnudos. Con su obra Estudio participó en 1940 en la exposición “Trescientos años de arte en Cuba”.

En 1917, 1918, 1919, 1921, 1927 y 1928 participó en las exposiciones colectivas del Salón de Bellas Artes de La Habana. En 1944 expuso su obra en el primer Salón Juan Bautista Vermay, y en 1949 sus pinturas fueron incluidas en la exposición La Mujer en la Plástica (Mujeres en las Artes Visuales) en el Liceo de La Habana.

Patio
Sus premios incluyen el premio de la figura y la composición de la Academia Nacional de Artes y Letras de La Habana, otorgado en 1919 por un artículo titulado inútiles Consejos. Entre sus cuadros notables figuran: Inútiles Consejos, Ocaso, numerosos paisajes, algunos desnudos y cuadros diversos.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*