Home - Latinas Destacadas - Marina Cárdenas

Marina Cárdenas

Marina Cárdenas

Emma Marina Baltodano Espinales (1946 – 2014), conocida como La Gordita de Oro, fue una cantante nicaragüense, recordada como una figura destacada de la música de Nicaragua, especialmente por su interpretación de boleros. Con más de 45 años de vida artística es un referente de la cultura musical de Nicaragua en el siglo XX. Recibió más de 400 reconocimientos durante su carrera artística.

Marina Cárdenas nació en el barrio La Tejera de la ciudad de Managua. Realizó estudios primarios en el Colegio “Evita Perón”, concluidos los mismos se dedicó al comercio informal (vendiendo en las afueras del Teatro “Luciérnaga”). Después del terremoto de Managua de 1972 instaló una pulpería, poco después comenzó su carrera artística.

En 1967 los cantautores Luis Méndez de la Rocha y Gustavo Latino le pusieron el apodo por el que sería conocida, “La Gordita de Oro”, mismo que hacia referencia a su corpulencia y que Marina acepto de buen grado llegando a afirmar que le gustaba más que le llamaran Gordita de Oro que Marina Cárdenas, las razones que daban eran “Las gorditas somos preciosas, ves las caritas de las gorditas y son lindas, no te digo que la mía sea preciosa, la gente le ve a uno los pros y los contras. Me gusta más cuando me dicen Gordita de Oro que Marina Cárdenas”.

Inicio una larga carrera profesional con 48 años de actividad.

Era comadre de Carlos Mejía Godoy a quien le dedicó el tema La minifalda. A William Bendeck le grabó Bienvenido a Nicaragua. También lo hizo con Róger Fisher y Ricardo Acosta. Con el “Sistema Sandinista de Televisión grabó La gloria eres tú y en el año 2013 publicó el álbum El Loco y en abril de 2014 el disco Vivamos nuestro amor. Compartió escenario entre otros con Daniel Santos, María Luisa Landin, los Hermanos Rigual y Orlando Beltrán Ruiz y El negrito del Batey.

Desarrolló su vida profesional en Nicaragua sin necesidad de realizar muchas giras internacionales ella llegó a afirmar


No tuve necesidad de ir a otro país para triunfar, fui profeta en mi patria.

De carácter afable y cordial, Marina Cárdenas cayo en una depresión tras la muerte de su madre Victoria Espinales, con la que le unía una profunda relación. Enferma de hipertensión y de neumonía murió en su casa del barrio de Los Ángeles de Managua a las 12 y media de la noche del viernes 31 de octubre de 2014.

Se enterró, junto a su madre, en el Cementerio General de Managua después de que recibiera un homenaje de decenas de artistas de su época y otros más jóvenes organizado por la Asociación de Artistas de Nicaragua.

Reconocimientos
Medalla a la Excelencia Artística otorgada por el Ministerio de Cultura de Nicaragua, siendo la tercera artista que recibía tal distinción.
El Concejo Municipal de Managua le otorgo la Orden de la Excelencia Cultural “Salvador Cardenal Argüello”.
El Gobierno Municipal de la ciudad de Managua la nombró hoy “Hija Dilecta”, de manera póstuma.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*