Home - Latinas Destacadas - Martanoemí Noriega

Martanoemí Noriega

Muralista, ilustradora, tallerista y realizadora de cortometrajes de animación con cartón. La panameña Martanoemí Noriega se ha hecho un nombre en el arte popular panameño actual.

Este mes concluyó en El Marañón un mural sobre los refugiados que viven en Panamá, proyecto con el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. Acaba de regresar de representar a Panamá en el Festival Revitalización con arte urbano en Bogotá, y pintó un mural en esa ciudad.

Este año también trabajó en un mural sobre los 90 años de la revolución dule en la Escuela de artes y oficios Melchor Lasso de la Vega; recolectó fondos del público para su confección (materiales y ayudantes).


En Veraguas pintó el mural “Memoria histórica veragüense” para la Cooperativa de Servicios Múltiples El Educador Veragüense.

Trabajó como escenógrafa un año en Malasia, uno de sus trabajos fue nominado a “Mejor Escenografía del 2011” en los renombrados Premios Kakiseni a las Artes Escénicas. Representa a Panamá junto con otros artistas de distintas disciplinas en el World Event of Young Artist, (Olimpiadas Culturales, Londres 2012).

Dirige actualmente la Editorial Cartonera “Ediciones Pelo Malo” y participa activamente en proyectos relacionados con temas como la identidad y el rescate de la memoria histórica.

Para Noemí Noriega la creación es una forma de romper estereotipos. En su nueva muestra se enfrenta al misterio de la sexualidad femenina

Versos, pinturas y grafitis. Para Marta Noemí Noriega el arte es una forma de expresión multidisciplinaria, que no pierde validez si, en vez del interior de una galería, se exhibe en la pared de un callejón.

Bajo el título de ‘Sonrisa vertical’, la artista expondrá su más reciente muestra exhibición individual, que será inaugurada el próximo 19 de junio en el Casco Viejo. La exposición recoge algunos trabajos de acuarela y plumilla en los que Noemí Noriega ha venido trabajando en los últimos dos años.

La inspiración para esta exhibición la encontró durante una visita a la Residencia de Artistas ‘Conexión Drácula’, ubicada en la comunidad de Guadalupe, en Cerro Punta. Cada año, una decena de artistas son convocados para que exploren su creatividad en el lugar.

 

Ahí, en un santuario de orquídeas, Noemí Noriega comenzó a examinar la forma de cada un de estas plantas tropicales. Entonces fue cuando cayó en cuenta de las similitudes existentes entre la forma de una orquídea y el sexo de una mujer. ‘Cada orquídea es poseedora de una estrategia de conquista, para ser polinizada… Toda su estructura está diseñada para atraer a un insecto específico’, indicó Noemí Noriega.

Poco a poco, lo que comenzó como un estudio morfológico se fue transformando en un trabajo pictórico sobre el erotismo. ‘Las mujeres tiene una forma tan particular de vivir su erotismo, que difícilmente un hombre podría comprenderlas’, plantea la arista plástica, que ha exhibido sus obras en países como Portugal e Inglaterra.

Sonrisa vertical es el resultado de una ardua investigación por parte de Noemí Noriega, que incluyó la lectura de autores como Anais Nin, Gioconda Belli, Mario Vargas Llosa y otros que han publicado textos eróticos que han sido incluido en una colección publicada por la reconocida editorial Tusquets, con sede en Barcelona, España.

Un libro que tuvo una influencia decisiva en su obra fue Los cuadernos de Don Rigoberto , de Mario Vargas Llosa. Según Noemí Noriega uno de los personajes de esta obra tuvo una influencia decisiva en la muestra, sobre todo su ‘postura de que el erotismo están estandarizado’. ‘Esto ayudó a liberar mi trabajo de prejuicios’, señala.

 

 

 

 

 

Déjanos tu comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*