Home - Latinas Destacadas - Verónica Lynn López Martínez (1931)

Verónica Lynn López Martínez (1931)

Verónica Lynn López Martínez (1931). Destacada actriz cubana de teatro, cine y televisión. Premio Nacional de Teatro. Premio Nacional de Televisión.
Inició su carrera dramática en la televisión, a inicios de los años cincuenta en un programa de Gaspar Pumarejo. En esa época participó en Don Juan Tenorio,La dama de las camelias y El pájaro azul.
La situación económica de su familia la obligó a dejar el medio, donde se desempeñaba sin cobrar salario alguno, para poder ganarse la vida en otras faenas. Así llegó al teatro, que le permitía realizar otros trabajos durante el día y ensayar y representar por las noches.
Su talento, y la experiencia de haber hecho televisión en vivo, permitieron que pudiera asumir de inmediato papeles protagónicos.
Se dio a conocer en las tablas al protagonizar Lluvia o La ramera de las islas, de Somerset Maugham, en la segunda mitad de los 50, dirigida por Erick Santamaría con la agrupación teatral TEDA.
Regresó a la televisión en 1959 y participó en Los bajos fondos, en un reparto de estrellas junto a Pedro Álvarez, Enrique Santiesteban, Reynaldo Miravalles, Zenia Marabal y Manolo Alván; Fuenteovejuna; y algunas de las obras presentadas en el espacio La Comedia del Domingo.
En los albores de los sesenta actuó en la Sala Arlequín, junto a su compañero, el actor Pedro Álvarez, en diferentes obras del repertorio internacional bajo la dirección de Rubén Vigón.
En 1961 protagonizó Santa Camila de La Habana Vieja, de José R. Brene, dirigida por Adolfo de Luis con el Grupo Milanés y obtuvo un triunfo memorable. En opinión unánime de la crítica su Camila ha devenido en paradigma en la interpretación de este personaje y su labor en este espectáculo resultó un factor decisivo en que la obra se haya establecido como un clásico de la escena cubana.
Posteriormente asumió el complejo personaje de Luz Marina en Aire Frío, de Virgilio Piñera, con la dirección del reconocido escritor y director Humberto Arenal. Nuevamente la actriz creaba una criatura peculiar que dejó una sensible huella en la memoria de sus espectadores. Otro de sus grandes momentos lo constituyó ¿Quién le teme a Wirginia Woolf?, junto a José Antonio Rodríguez, dirigidos por Rolando Ferrer para la Compañía de Arte Teatral La rueda, en 1968.
También se ha desempeñado en el cine y en la televisión. Entre su filmografía se cuentan: Una pelea cubana contra los demonios (1971, dir. Tomás Gutiérrez Alea),Lejanía (1985, dir. Jesús Díaz), La Bella del Alhambra (1989, dir. Enrique Pineda Barnet), Mujer transparente (Cuento Adriana) y Solteronas en el atardecer (1990, dir. Mayra Segura y Guillermo Torres, respectivamente), Amores (1992, dir. Paola Castillo), El encanto de la luna llena (1995, dir. Benito Zambrano), Historias clandestinas de La Habana (1996, dir. Diego Musik, Argentina), Estorbo (1998, dir. Ruy Guerra), Las noches de Constantinopla (2001, dir. Orlando Rojas), Video de familia (2002, dir. Humberto Padrón), La Anunciación (2009, dir. Enrique Pineda Barnet) y Criaturas abandonadas (2009, Ecuador).
Ha actuado en decenas de programas dramatizados televisivos, teatros, cuentos, teleplays, telenovelas o series dramáticas bajo la dirección de reconocidas figuras del medio como Tito Borbolla, Carlos Piñeiro, Antonio Vázquez Gallo, Loly Buján, Eduardo Moya, Roberto Garriga y Ana Lasalle. Con su Doña Teresa de la telenovela Sol de bateycreó un personaje antológico para la historia del medio en Cuba que le valió el Premio de actuación femenina en Televisión, en el Concurso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba de 1986.
Su trabajo ha sido reconocido con el Premio de actuación femenina en televisión (1982) y Premio de actuación de reparto (1983), ambos en el Concurso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, y el Premio de actuación femenina en radio del Festival Nacional de la Radio, en 1992.
Graduada en el Instituto Superior de Arte en la especialidad de Teatrología, ha impartido clases en esa Institución, en la Escuela de Formación de Actores del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), en la Escuela de Instructores de Arte y en la Escuela Nacional de Artes Dramáticas.
Ha sido acreedora de la Distinción por la Cultura Nacional, que otorga el Ministro de Cultura de la República de Cuba (1988), la Orden Alejo Carpentier del Consejo de Estado de la República de Cuba (1995), el Premio Nacional de Teatro (2003) y el Premio Nacional de Televisión (2006).

 

Déjanos tu comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*